7 CCV. Una cata tranquila.

Una tarde tranquila, una cata de tranquilos, así llamamos a los vinos que no tienen gas carbónico, los vinos que no son espumosos ni con aguja.

Tenemos la oportunidad de catar tres vinos, blanco, rosado y tinto. El orden de cata en esta ocasión sería de menor composición fenólica a mayor, también cabría de menor tanicidad a mayor.

Antes de decidirnos por ese orden, que sería primero el blanco, luego el rosado y por último el tinto, debemos probarlos antes de comenzar la cata, siempre sin tragar, y ver si alguno tiene azúcares residuales, si fuese así, habría que colocar el vino más dulce el último en la cata, fuese cual fuese, ya que es importante ir de menor intensidad a mayor, sino nuestros sentidos pueden bloquearse, y el azúcar tapar las cualidades del vino seco.

Comenzamos por un vino blanco joven seco 2014.

blanco-seco

Fase visual

Limpio, brillante, amarillo pálido, brillos verdosos, ribete acerado, tono central medio acerado.

Fase olfativa

Entrada en nariz de correcta acidez, destaca el aroma a piña y manzana, notas cítricas, joven.

Fase gustativa

Entrada afilada, paso ligero y refrescante, acidez alta.

A continuación un rosado.

rosaoVino rosado seco 2014 “Villablanca“.

Bodega Delea A Marca.

12,5% vol.

Fase visual

Brillante, color rosa o cereza, con ribetes violáceos, capa media de rosado, tonalidad rosa viva, con fuerza.

Fase olfativa

Aromas lácteos suaves, se aprecia fermentación maloláctica, cereza, fresa. Intensidad media.

Fase gustativa

Entrada en boca con cierto amargor, paso ligero y afilado, acidez media, rápido. Postgusto corto y suave a lácteos.

Para terminar, tinto.

tintosecoTinto seco crianza, 2013.  Variedad Merlot.

Fase visual

Capa media-alta, color rojo entre granate y burdeos, con ribete anaranjado, tono oscuro y apagado. Un mazrronáceo característico de merlot.

Fase olfativa

Entrada penetrante de piracinas, pimientos verde y rojo agradables, aromas lácteos suaves, goloso, notas torrefactas avainilladas.

Fase gustativa

Tánico, astringente con persistencia, bouquet a roble francés, baja acidez, ligero. Postgusto a madera, cacao y café de intensidad media.

A veces no es necesario conocer el nombre del vino, o su bodega, incluso su grado alcohólico, así se puede determinar de dónde puede proceder, o qué variedades lo componen, también simplemente por experimentar un vino en estado puro, sin influencia de marcas ni localizaciones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s